RESiLiENCiA

31 Oct

La resiliencia significa una combinación de factores que permiten a un niño, a un ser humano, afrontar y superar los problemas y adversidades de la vida, y construir sobre ellos.

Suárez Ojeda (1995)
La importancia de la resiliencia, un término en boga desde hace unos años que yo siempre he conocido como “resistencia a la frustración“. En esencia, la resiliencia es la capacidad de sobreponerse a situaciones adversas, aprender de ellas y seguir adelante.
Por eso es debe ser tan importante en nuestras vidas. La resiliencia es la capacidad que tenemos para enfrentarnos a la adversidad, para superarnos en los momentos críticos, para convertir una situación adversa en un estímulo, un obstaculo en una fuente de aprendizaje.Hay una expresión popular que define perfectamente esta situación: “sacar fuerzas de flaqueza”. Es algo que todos deberíamos aprender a hacer desde pequeños.Las personas tendemos a bloquearnos, a arrugarnos y empequeñecernos cuando las cosas se ponen en contra. Hay que luchar contra esa tendencia. Hay que enfrentarse a los problemas. Cuando estemos en una situación negativa, cuando el camino empieza a empinarse, es cuando tenemos que pararnos con nostros mismos y cambiar la perspectiva.Todos podemos hacerlo. La resiliencia está en todos y cada uno de nosotros. Solo tenemos que potenciarla , sacarla a flote, trabajarla continuamente. Cuanto más desarrollemos la resiliencia, más capacidad tendremos de superar los obstáculosque la vida nos plantea¿Cómo hacemos esto? Cuando nos enfrentemos a un problema, no hay que centrarse en lo grande lo fuerte, lo grave, lo profundo del problema; sino buscar siempre la respuesta a las preguntas: ¿qué puedo ganar con todo esto?, ¿Qué puedo hacer para mejorar la situación? ¿Qué aprendo de este problema?

Debemos acostumbrarnos a encarar los problemas siempre desde esta perspectiva. Imaginemos que nos encontramos en un túnel, o en un pozo. Estamos a oscuras, húmedos, sin poder movernos libremente, la situación es drástica, trágica. Sin embargo hay una luz al final del pozo. Debemos centrar nuestros pensamientos NO en donde estamos, sino en dónde queremos llegar. No en la oscuridad, sino en la luz. Quizás el túnel sea curvo, ni siquiera veamos la lúz al final del túnel… no importa. Centremos nuestros esfuerzos, nuestra imaginación, en cuando estemos fuera. Nos debemos acostumbrar a luchar por superar el obstáculo, poniendo todos los medios, nunca quedarnos pensando en dónde estamos, en lo adverso de la situación, en la dificultad de la salida.

Hay que visualizar siempre la meta, la solución, nunca la salida, el problema.

La resiliencia no disminuye el dolor o el sufrimiento por la situación adversa, sino que los utiliza para lanzar una fuerza en dirección contraria de los mismos, encaminada al crecimiento, a la mejora, a la superación de la adversidad. No nos va a hacer pasarlo menos mal en estas circunstancias, pero sí ser más fuertes , mejores, recuperar más rápidamente la positividad, dejar atrás antes los obstáculos.

Recuerda: SIEMPRE que te enfrentes a un problema, no pienses en el tamaño o la gravedad del mismo, piensa en su superación, en la solución, el el regreso a la normalidad. Con esta actitud entrenerarás tu resiliencia y aumentarás tu capacidad de superación ante la adversidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: