El alimento de la mente es el entorno

29 Abr

Es claro que nuestros pensamientos nos llevan a sentimientos y emociones, con lo cual, podríamos decir que dependiendo del tipo de pensamientos, así viviremos los días.

Como muy explica Francisco Alcaide, el entorno alimenta nuestras mentes.

Te invito a reflexionar sobre ello y pensar de qué te alimentas. Preguntas como:

¿Qué escuchan mis oídos normalmente?

¿Qué me digo a mí mismo cada día? ¿Me trato bien a mi mismo?

¿Hay amor en mis pensamientos del que alimentarme?

¿Hay amor en el trato que doy a los demás?

¿Hay peleas o disputas en mi vida de las que me nutro?

¿Estoy rodeado de gente que se siente capaz?

¿Se me contagia rápidamente la infelicidad de otros?

¿Veo sonrisas a mi alrededor con facilidad?

¿Sonrío lo suficiente?

Estas son algunas de las preguntas que podrían ayudarnos a darnos cuenta de cuál es el alimento de nuestra mente y así poder establecer una dieta saludable para la mente, y en consecuencia, para el alma.

Sobre alimentar tu cerebro  y cambiar tu mente, aquí te dejo al genial e irrepetible Eduard Punset, en uno de sus programas dedicado a este tema:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: