El miedo a estar bien

6 May

En ocasiones por el ajetreo de los días nos metemos en la espiral de la rutina y no nos damos cuenta, nos lo escondemos porque tenemos el foco en otras cosas. Pero siempre llega un día que tu mente ociosa te dice de algún modo un ‘¿Dónde te has dejado tus sueños?’ y nos deja hechos polvo antes la realidad si no estamos a gusto con algo. Da igual que sea el trabajo, o la ausencia del mismo, o la relación de pareja, o la economía de la casa o la salud o cualquier tema.

Siempre hay cosas o pequeños sueños de una vida mejor que dejamos en eso, en pensamientos, que nunca nos atrevemos a intentar porque nos los boicoteamos con lo que sea para no dar un paso, para quedarnos quietos. Y todo por el ,si me lo permites, puñetero miedo.

Si intentándolo tenemos opción a ganar o sumar algo en nuestras vidas, se convierte en nuestro sueño. Por ejemplo, pongamos a Sara que es alguien con vocación de enfermera. Y se boicotea a sí misma con lo que se le ocurra (crisis, falta formación, falta tiempo, falta de dinero, ser muy mayor ya, etc) lo que está claro es que Sara, no será enfermera por ese camino, nunca estará del todo satisfecha y se genera así una ‘espinita’ que tendrá que perdonarse y aceptar cuanto antes.Y tendrá que conformarse con ser algo que no le llena o canalizar su vocación por otra línea.

Sin embargo Sara podría haber dado algún paso, por ejemplo ir a informarse sobre la formación necesaria para ello si no la tiene y matricularse. Ahí como mucho, lo peor que le pueda pasar es que aprenda algo. El tiempo le pondría tras el curso y unas prácticas, en la bolsa laboral. Sara está ya más cerca de ser enfermera y suplir su necesidad de vocación de servicio a los demás. ¿Cuál es el problema?

A VECES TENEMOS MIEDO A ESTAR BIEN

¿Qué es la zona de confort? 

No se me ocurre mejor ejemplo para que entiendas de qué hablo que este fenomenal vídeo:

 Somos estúpidos a veces ¿no crees? ¿Por qué tenemos miedo a estar mejor?

Habrá varias razones, no soy experta sino amante de estos temas, pero desde luego, el miedo a salir de nuestra zona de confort nos atrapa en todos los aspectos de la vida. Es un ‘mal amigo’, por no llamarle de otro modo. Y también es un mal consejero. Nos merma. Habría que dejar de hacerle caso y caminar hacia nuestros sueños paso a paso.  ¡Que gota a gota se hizo el mar!

Démosle al miedo en todos los morros y démos un paso hacia donde queremos. Aunque sea sólo para ‘vengarse’ por llevar años manejando el cotarro. Que tú decides, el miedo sólo está ahí. Muévete, enfócate en lo que quieras y deja que el miedo patalee lo que quiera. Ya está bien, mereces estar mejor si así lo sientes.

Enfócate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: